Uso de cookies

Esta página web recopila cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento y sus contenidos, incluidos los publicitarios.

Consiente la recopilación de cookies y su tratamiento en caso de continuar navegando por la web.

Saber más >

¿Cómo ha cambiado la oferta de fondos garantizados en los últimos seis meses?

Vencimientos más largos y mayor cuota para aquellos de rendimiento fijo y rentas

Alicia M. Serrano | 13 abril del 2012 - 09:53 hrs.

La oferta de fondos garantizados se mueve en función de la demanda y de las condiciones del mercado. Así, las entidades tratan de ajustar su gama de fondos a estructuras y vencimientos que pueden funcionar mejor o ser más rentables en determinadas situaciones, y que pueden ser más aclamadas por los inversores. En los últimos seis meses, según los datos de Ahorro Corporación, los vencimientos se han dilatado ligeramente y, por el lado de la oferta, los fondos de reparto de rentas y de rendimiento fijo han ganado posiciones a los alternativos y de rendimiento variable.

 

En cuanto a vencimientos, si en octubre del año pasado el 75% de los fondos tenía horizontes de 2 y 3 años, a finales de marzo eran el 73%, aún amplia mayoría, pero un peso perdido a favor de los vencimientos de 4 y 5 años, que han pasado de suponer el 20% del mercado hace seis meses al 22% actual. Incluso en enero y febrero, el 1% de la oferta tenía vencimientos de 6 y 7 años.

 

La razón de esa dilatación del horizonte temporal está en los mercados y su volatilidad a corto plazo, de modo que los gestores prefieren asegurar la cartera con emisiones de mayor plazo, también más rentables. “Últimamente, sólo estirando los plazos, podías obtener cupones garantizados interesantes frente a la oferta de depósitos extratipados”, comenta Mario Guardia, director general de Caja Ingenieros Gestión. “Desgraciadamente, el partícipe sigue sin tener en cuenta la rentabilidad financiero-fiscal mejor del fondo frente al extratipo en depósitos, que sería lo que debería valorar “, apostilla.

 

Para Álvaro Urien, responsable de productos estructurados y fondos de Fineco, hay dos factores que han contribuido al aumento de los plazos en los fondos garantizados. "El primer factor ha sido técnico, y viene provocado por la fuerte caída de rentabilidad de las Letras del Tesoro en los últimos meses mientras que la deuda de más largo plazo se ha mantenido relativamente estable. Esto ha supuesto un fuerte aumento de la pendiente de la curva de deuda española, que es el activo principal en el que invierten los fondos garantizados". En otras palabras, para conseguir una rentabilidad del 3% anual, ya no es posible invertir en deuda a 12 meses, sino que es necesario comprar deuda a más plazo, entre 4 y 5 años. Esto no es algo nuevo, y las gestoras no habrían lanzado fondos de largo plazo únicamente por este hecho. Y es que hay un segundo factor que ha favorecido a los fondos de largo plazo, y es la puerta comercial que se ha abierto a productos de largo plazo en el mercado español. "Esta puerta comercial la ha abierto el sector bancario por necesidad propia de financiación, emitiendo para su red de clientes productos de pasivo de mayor plazo que el depósito a 12 meses. Así, vemos que se está rompiendo la resistencia del ahorrador español a invertir en el largo plazo si esto le reporta una rentabilidad superior", explica. Para el experto, las gestoras de fondos han sabido reconocer este cambio de tendencia y han comenzado a lanzar productos de mayor plazo, algo que por otro lado viene siendo habitual en el resto de Europa.

 

El pastel de los fondos garantizados por vencimiento

(datos en % sobre el total)

  Octub. 2011 Nov. 2011 Dic. 2011 Enero 2012 Febrero 2012 Marzo 2012
VENCIMIENTO      
Hasta 1 año 5 4 4 4 4 5
2 y 3 años 75  76  75  74  74  73
4 y 5 años  20  20  21  21  21  22
6 y 7 años  0  0  0  1  1  0
Más de 7 años  0 0  0 0  0 0
Fuente: elaboración propia con datos de Ahorro Corporación

  

En cuanto a la oferta de fondos, en los últimos seis meses han ganado terreno los de rendimiento fijo y reparto de rentas, que han pasado de tener respectivos pesos del 47,6% y 17,2% a 49% y 19%. Es decir, han ganado tres puntos y medio de cuota, en detrimento de los de rendimiento variable (que si en octubre suponían el 34,7% de la oferta ahora pesan el 32%), y eliminando la participación de los alternativos (del 0,4% al 0%). “El cliente español, mal asesorado y asustado, sólo busca en ese corto plazo un cupón garantizado o renta periódica, y el garantizado de renta variable sólo se lo puede ofrecer si tiene una opción del tipo 'Best of'. El ruido del mercado hace que el cliente final se vuelva muy temeroso”, asegura Guardia. "Sin duda la mayor cuota de fondos de rentas o de rendimiento fijo se debe al momento actual de mercado y a un sentimiento inversor que no acaba de recuperarse, sino más bien se encuentra cada vez más abatido", coincide Urien.

 

La demanda, con todo, también está evolucionando. Si los dos primeros meses del año habían sido una constatación de la excelente salud de la que habían gozado los garantizados durante 2011, en marzo sufrieron un inesperado parón. Los reembolsos de 250 millones de euros, sumados al retraimiento de la rentabilidad de sus activos, hicieron que la categoría perdiera en el mes 335 millones, sobre todo por los garantizados de rendimiento variable, si bien los de reparto de rentas continuaron mostrando su capacidad de captar dinero incluso en meses de reembolsos, y sumaron 161 millones, según Ahorro Corporación. “A los inversores no les interesa un producto de rendimiento variable que ellos mismos pueden crear combinando un garantizado de renta fija con un fondo de renta variable, por ejemplo", dice Guardia, razón por la que descarta un repunte de la oferta en los próximos meses. “No son fáciles de explicar y el cliente retail busca ahora simplicidad”, explica.

 

Con todo, desde Fineco creen que  "probablemente, y la historia así nos lo demuestra, volveremos a ver mayor demanda de productos ligados a renta variable si la recuperación bursátil se va consolidando". En esta línea, desde Bankinter, Raúl Moreno, su director de distribución de fondos, aseguraba a FundsPeople que existe una buena oportunidad para lanzar ahora fondos garantizados de rendimiento variable por dos motivos. "El atractivo de los fondos de rendimiento variable no se debe únicamente a la reducción de las TAE que pueden ofrecer los productos de rendimiento fijo -de entorno a 35 puntos básicos en enero y febrero ante la normalización de los mercados-, que seguiremos lanzando pues aún pueden ofrecer rentabilidades interesantes, sino que son atractivos ante las expectativas de rentabilidad y crecimiento en la bolsa y economía europea, y la búsqueda por parte del cliente de algo más de riesgo", comenta.

 

Así, en primer lugar, las expectativas de rentabilidad de ciertos índices bursátiles, sobre todo en Europa, son muy atractivas, gracias a sus bajas valoraciones y a las expectativas de crecimiento, y, en segundo término, cree que existe una ligera mayor tolerancia al riesgo de los inversores. "Están moviendose progresivamente desde productos como depósitos y pagarés, o fondos monetarios, hacia posiciones de algo más de riesgo, al ver que las rentabilidades compensan", indica, si bien, ante el perfil conservador del cliente en España, descarta una entrada brusca en renta variable. "Los garantizados de este tipo permiten realizar ese trasvase de riesgo progresivo", decía.

 

Con todo, los datos apuntan, por ahora, más bien al predominio de fondos de rendimiento fijo y rentas. Con datos de VDOS, durante el primer trimestre de 2012, se crearon o renovaron garantía 41 fondos de inversión, frente a los 46 de un año antes. 20 de ellos fueron productos garantizados, de los que 17 fueron de renta fija y 3 variable.

 

El pastel de los fondos garantizados por tipo

(datos en % sobre el total)

  Oct. 2011 Nov. 2011 Dic. 2011 Enero 2012 Febrero 2012 Marzo 2012
TIPO       
Rendimiento fijo 47,6 48,1 48 48 48,2  49
Rendimiento variable 34,7 34 33,8 33,8 32,9  32
Reparto de Rentas 17,2 17,5 17,9 17,9 18,6  19
Alternativo 0,4 0,4 0,4 0,4 0,2  0
Fuente: elaboración propia con datos de Ahorro Corporación