Uso de cookies

Esta página web recopila cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento y sus contenidos, incluidos los publicitarios.

Consiente la recopilación de cookies y su tratamiento en caso de continuar navegando por la web.

Saber más >

Los diez principios se resumen en torno a la independencia y la transparencia

Decálogo para elegir asesor en tiempos revueltos

Aspain 11 organizó una conferencia para celebrar su V aniversario en la que se trató de la importancia de contar con un buen asesor y el impulso de las EAFI.

Alicia M. Serrano | 10 mayo del 2012 - 04:48 hrs.
Lista

Autor imagen: bredmaker. stock.xchng

La vorágine de volatilidad en que están inmersos los mercados obligan al inversor, más que nunca, a seleccionar un buen asesor que le ayude a tomar las decisiones adecuadas. Ignacio Lastres, director del área de Agentes Financieros y EAFI en Inversis Banco, señaló diez principios básicos que el cliente debería vigilar para garantizar la elección de un buen profesional, en el marco de la conferencia del V aniversario de Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, celebrada recientemente en Madrid.

El decálogo, contemplado en el Anuario de Asesoramiento Financiero e Inversión en España, elaborado por Inversis Banco, Fidelity y el IEB, destaca como primer punto la importancia de la formación y experiencia del asesor, además de su honorabilidad. “Es clave que el profesional busque el interés del cliente, huyendo de los conflictos”, decía Lastres, añadiendo que la decisión final ha de ser también del inversor, en línea con el tercer punto del decálogo, que establece que el asesor no debe controlar el dinero del cliente.

La transparencia en los honorarios es otro de los puntos, así como el conocimiento del perfil del cliente, sus objetivos de inversión y su perfil de riesgo, monitorizando los resultados. Otro aspecto clave es la utilización de asesores que utilicen o trabajen con compañías que apuesten por la arquitectura abierta, así como su accesibilidad y su capacidad de hacerse entender, o la entrega de información por escrito en todo el proceso de asesoramiento.

Elegir a un asesor que cuente con el control y supervisión del regulador, como por ejemplo ocurre con las EAFI, es el punto número nueve. La lista se cierra con la necesidad de contar con un profesional que revise el asesoramiento y sea capaz de cambiar las propuestas de inversión y adaptarlas a un nuevo escenario si es necesario. Puntos, en definitiva, que se resumen en independencia y transparencia.

“Los diez principios aportan ambas cosas”, según Lastres, que añade otros tantos principios que el asesor debería tener en cuenta a la hora de elegir banco o plataforma con la que trabajar y que se resumen en independencia, arquitectura abierta –definida como el hecho de contar con un universo de productos ilimitados y sin restricciones, a diferencia de la arquitectura guiada-, solvencia y, por último, adaptación de su oferta al perfil y necesidad de los clientes.

Para el experto, la necesidad de buscar un asesor adecuado gana fuerza en el actual entorno, muy politizado y nada inédito, pues es una repetición de la historia de los años 90 en algunos mercados. “Ahora más que nunca es importante analizar los datos e interpretar adecuadamente las noticias, sin dejarse llevar por los impulsos”, comentó.

Lastres fue más allá, comparando los resultados de inversores que durante la crisis no utilizaron asesoramiento profesional y aquellos que lo hicieron. “Los primeros perdieron parte de su patrimonio”, indicó, incluso en banca privada, que ha estado ofreciendo a su parecer productos poco ajustados al perfil de los clientes, incurriendo en conflictos de intereses, y que ha sido incoherente en ocasiones. “La banca ha cometido errores que le han hecho perder su credibilidad”, decía en su presentación.

En este contexto, el papel de las EAFI se ha visto impulsado, gracias a “su fórmula de independencia, transparencia, objetividad y personalización. Tienen tres años de historia y están reflejando modelos existentes en otras legislaciones”, señalaba, indicando la fuerte diferencia de cuota de mercado que tienen en España (entre el 4% y el 5% según sus cálculos) frente a otros países como Reino Unido (más del 75%), Suiza (más del 50%) o Alemania (en torno al 30%). “La crisis impulsa este modelo de asesoramiento independiente gracias también a su gestión camaleónica, capaz de adaptarse a los tiempos”, aseguraba.

Inversis trabaja con una de cada cuatro EAFI, según publicó Funds People, entre ellas con Aspain 11, que también ha firmado recientemente un acuerdo con Credit Suisse.