Uso de cookies

Esta página web recopila cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento y sus contenidos, incluidos los publicitarios.

Consiente la recopilación de cookies y su tratamiento en caso de continuar navegando por la web.

Saber más >

¿Hacia dónde camina la categoría de retorno absoluto?

Hablan los proveedores de información y selectores

Funds People | 13 septiembre del 2011 - 09:54 hrs.

Recientemente, Morningstar ha anunciado su intención de reclasificar los productos de la categoría de retorno absoluto ante lo que la firma considera el “pobre” retorno que han ofrecido estos productos. El proveedor de información pasará a contar con 18 nuevas categorías en función de la estrategia de cada producto dentro de la filosofía de la rentabilidad absoluta.

 

Desde CNMV, en su categorización, definen los fondos de retorno absoluto como “aquella IIC que se fija como objetivo de gestión, no garantizado, conseguir una determinada rentabilidad/riesgo periódica. Para ello sigue técnicas de valor absoluto, «relative value», dinámicas...”. En Inverco, siguen las categorías que ha establecido la CNMV, si bien, desglosando las de Renta Variable Internacional. A finales de junio, en la categoría de Inverco de retorno absoluto había 130 fondos con casi 6.600 millones de euros de patrimonio y 250.000 partícipes.

 

Allfunds Bank, que sigue el sistema de clasificación de Lipper Thomson Reuters, comenzó a incluir categorías de retorno absoluto en marzo de 2010. Tal como informó fundspeople.com entonces (leer noticia), siguiendo los pasos de Lipper Thomson Reuters, las categorías se distribuyeron en cuatro perfiles en función del riesgo del producto: riesgo alto, riesgo medio, riesgo bajo y otros. Además, cuenta con una de fondos de retorno absoluto en francos suizos. En total, 212 productos están categorizados en alguno de estos apartados.

 

Si primero se creó una categoría genérica de retorno absoluto para aquellos productos que no siguen un índice de referencia, el paso siguiente fue distribuir esta categoría global en otras más especializadas ya sea por el nivel de riesgo del producto, como Lipper Thomson Reuters, o por la estrategia seguida dentro de su cartera, como hace ahora Morningstar.

 

Según Jaime Pérez Maura, director de Allfunds Bank Investment Consulting, "es un tema bastante complejo porque nadie se pone de acuerdo. El problema es que existen fondos dentro de categorías muy genéricas que podría llamarse de una manera y de la otra. La duda en este caso es si es mejor o peor definir el fondo por su objetivo o por su estrategia de inversión… y en estos casos es difícil determinar qué objetivo (real) tienen y en muchas ocasiones es imposible clasificarlos dentro de una categoría". En opinión de Pérez Maura, son especialmente complicados de categorizar los fondos de renta fija en los que se utilizan estrategias de divisa como fuente adicional de retorno, o el caso de los fondos Mixtos Flexibles donde existe una fina barrera entre fondos Global Macro y Mixtos Flexibles.  

 

El proveedor de información español  VDOS, por su parte, está ahora en fase de reconvertir su familia de fondos globales en retorno absoluto. Hasta ahora, esos fondos están clasificados como globales y, en el caso de que establezcan limites de volatilidad, se distribuyen entre productos de Volatilidad Muy Baja, Baja, Media o Alta. Con el cambio las actuales categorías de fondos globales se incluirán en retorno absoluto, cambiando el nombre a los que ahora llaman globales. En ellas se incluyen fondos que pueden invertir en cualquier tipo de activo, con límites preestablecidos o de forma flexible, fondos con un objetivo de rentabilidad no garantizado, fondos que no utilizarán estrategias de gestión alternativa, sino tradicionales y que lleven a cabo una gestión del riesgo que, cuando se limite cuantitativamente, se incluirá en la banda correspondiente.

 

Morningstar ha publicado un documento explicando cómo reclasificará, a partir de ahora, los fondos que estaban hasta ahora en la categoría de retorno absoluto. "Pensamos que las nuevas categorías deben ofrecer una ayuda a los inversores en un mercado de la gestión alternativa en plena mutación", aseguran en el documento. Así, la categoría Long/Short ha sido subdividida en seis nuevas categorías, una dedicada a la renta fija y las cinco restante a la renta variable en función de la repartición regional. Las de arbitraje han sido subdivididas en Alt – Market Neutral – RV, Alt – Arbitraje Deuda y  Alt – Abitraje diversificado. También se han creado Alt-Sistemático Futuros, Alt - Global Macro, Alt – Divisas et Alt - Volatilidad, Alt – Event Driven, Alt – Multiestrategias. Para los fondos alternativos, en Morningstar han cambiado su postura general de no distinguir entre fondos de fondos y fondos que invierten directamente y han creado las categorías de Alt – Fondos de fondos alternativos – RV / Multietrategias/ Otros.

 

Los selectores de fondos ven la medida adoptada por Morningstar como una llamada de atención para abordar un tema caliente en el sector. “Creo que la categoría sí podría tener sentido, pero planteado de otro manera. Tal y como están construidas, por un lado, incluyen muchos fondos que realmente no son de retorno absoluto y por otro, suele ser un cajón de sastre en el que el universo es demasiado heterogéneo”, dice Diego Fernández, director de análisis y selección de A&G. “Yo preferiría tener categoría de Inversión Alternativa regulada y dentro de esa, agrupar Equity Long Short, Global Macros, CTAs, Event Driven… y así equiparar los UCITS a los HF y tener universos comparables, aunque en algunas categorías hubiera pocos fondos”, añade. 

 

Eduardo Sánchez, gestor de fondos de fondos de Inverseguros, considera que sí que tiene sentido poder disponer de una categoría para seguir y  cree que la problemática surge porque los fondos que se podrían englobar como tales son muy heterogéneos tanto por la diversidad de tipos de activos en los que invierten, como las zonas geográficas y fundamentalmente los objetivos de rentabilidad y volatilidad de cada uno.  "El hecho de que sea laborioso o difícil la creación de universos homogéneos de fondos no debería conducir directamente a dejar de clasificar este tipo de fondos y mezclarlos en categorías globales o directamente llevarlos al apartado de “Otros”", explica Sánchez. "Deberíamos exigir más a los proveedores de información sobre fondos de inversión para que desarrollen categorías adecuadas para que los potenciales inversores puedan tener una referencia sobre si el fondo que se les presenta es de los mejores, de los peores, o de la media de su categoría".

 

Para Ángel Molina, director de análisis de Tressis, "las categorías sirven para poco en general" y asegura que no las suele seguir en su día a día. "Hay demasiadas categorías, con un poco de todo en cada una, algunas sin mucho sentido ya que son o muy amplias o muy nicho", dice. Respecto a la de retorno absoluto, considera que se ha convertido en un "cajón de sastre" y cree que es bueno replantearse siempre las categorizaciones. "Si es con sentido y racionalmente, sí que sería util ordenar los fondos, por ejemplo, por estrategia dentro de retorno absoluto", explica.