Uso de cookies

Esta página web recopila cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar el rendimiento y sus contenidos, incluidos los publicitarios.

Consiente la recopilación de cookies y su tratamiento en caso de continuar navegando por la web.

Saber más >

Invertir en preferentes, ¿una estrategia acertada? Ojo con la volatilidad…

Russ Koesterich, director de Inversiones de iShares, da a conocer su visión

El experto demuestra que el high yield ofrece los mismo retornos con una menor rentabilidad.

Funds People | 24 mayo del 2012 - 13:28 hrs.
00mas

Autor imagen: Creative Commons

Invertir en preferentes, ¿sí o no? Esa es una de las preguntas que muchos inversores le están haciendo a Russ Koesterich, director de inversiones de iShares. ¿Cuál es su respuesta? A su juicio, “desde luego esta clase de activos tiene su lugar en la rentabilidad de las carteras, si bien no sobreponderaría los fondos invertidos en acciones preferentes en este momento y me mantendría en una posición de neutralidad”. El motivo: “estos fondos aportan una elevada rentabilidad en medio de un escenario de bajos retornos, pero lo hacen con mucha volatilidad”.

En un artículo publicado en su blog, Koesterich señala que “actualmente los fondos invertidos en acciones preferentes ofrecen una rentabilidad muy similar a aquellos que apuestan por el high yield, si bien con un 50% más de volatilidad”. Pone, como ejemplo, el retorno del 6,5% que arroja el iShares S&P US Preferred Stock Index Fund, un porcentaje en línea con el que refleja el iShares iBoxx $ High Yield Corporate Bond Fund en el mismo periodo, donde la volatilidad del primero es mayor. “En términos generales, las preferentes son más volátiles que los bonos, lo cuál tiene sentido teniendo en cuenta su posición más baja en la estructura de capital”.

No obstante, no sería la única razón por la que esta clase de activos adolecen actualmente de una fuerte volatilidad. Según el director de inversiones de iShares, el hecho de que el S&P US Preferred Stock Index esté compuesto en un 85% por entidades financieras es otro factor que explica dicha mayor volatilidad. “Para aquellos con una visión positiva respecto al sector, esto podría resultar atractivo en términos de rentabilidad-riesgo, aunque para mí, con una visión infraponderada respecto al sector financiero global, abogo por una asignación neutral respecto a esta clase de activo”.